Al agua pato!

Se viene el verano, pequeña chanchis voladora! Los días son cada vez más soleados, y la inevitable pregunta que venimos haciéndonos con mamá, es que siendo tú tan amante del agua (eres mitad sirena, mitad piraña) ¿cómo vamos a evitar que te tires de cabeza a las piscinas sin que te lastimes?

Así que ya andamos en búsqueda de los mejores flotadores para bebés (consejos de mamis y papis, porfa déjenlos en los comentarios), y de cualquier consejo que nos puedan dar para sobrevivir a tu adicción al agua.

Ah! Y desde ya, armando un stock de los little swimmers de Huggies, que para verano se agotan por arte de magia y es un lío encontrarlos! Porque no estoy seguro que sea una buena idea soltarte en el agua al “natural” jajaja.

Una pregunta a ti ahora: ¿Bikini de lunares amarillos?

Te amo!

Papá.

Tus primeros pasos

“Es peligroso, Frodo, cruzar tu puerta. Pones tu pie en el camino, y si no cuidas tus pasos, nunca sabes a dónde te pueden llevar.” (Bilbo Baggins – El Señor de los anillos)

Valentina WayfarerHola pequeño gnomo. Mamá decidió bautizarte así porque ha decidido que ya no eres una bebé, y eres oficialmente una personita loca con tremenda personalidad, personalidad que evidentemente le recuerda al gnomo loco de alguna historia.

Te cuento que caminas! Desde mucho antes de cumplir el primer año te parabas con perfecta facilidad, hasta te agachabas para recoger algún juguete, y un mes antes de cumplir el año empezaste a dar pasitos con la confianza que te daba estar sostenida por las manos de papá o de mamá. Días antes de tu cumple empezaste a caminar agarrándote del borde de los muebles, pero nunca, nunca lo hiciste sola.

Valentina de pie

A dos semanas de tu 1er cumpleaños, mientras nos despedíamos de tu mamama (mi mamá) durante su último fin de semana antes de regresar a Chile, te soltaste y corriste como loca hacia mis brazos! Ha sido de lejos el mejor regalo para mi, para mamá y para tu mamama, que viajó con el corazón lleno de alegría, esperando ahora verte correr hacia ella en Navidad.

Mi amor, no sabes lo divertida que eres! Una vez que te soltaste en casa, te estamos viendo corretear cada vez más, y cada vez con mayor confianza. Aunque no dejas de acelerar para saltar y tirarte encima de nosotros. Lo cual nos mata de risa, pero también me encanta porque quiere decir que sabes que los brazos de papá son tu lugar seguro. ¡Precioso por partida doble!

Pequeña princesa! Ha empezado un nuevo capítulo en tu vida, y como dice el buen Bilbo, ten cuidado con tus pies, que caminando harás el camino de tu vida. Ten siempre la seguridad de poner fuerte un pie delante del otro, que por mi lado, yo me encargaré de guiar tus pasos hasta que tú puedas ayudarme a mi con los míos.

Te amo!

Papá

 

Escapaditas

Hace mucho quería hacer algo así. Poder treparlas al carro, llevármelas y huir de la ciudad por un instante, llevarte a nuevos lugares, llenarte la vida de otros colores. Me encanta verte descubrir el mundo, mirar como abres los ojazos ante la vida, y aprendes cada día algo nuevo.

Aunque sólo fueron 24 horas, valió la pena todo el trajín (parecía una mudanza).

Amé este fin de semana contigo.

Papá.

P.D: La canción se llama Home, de Philip Phillips.

Detrás de las 40 semanas

Hola hermosa. El día que naciste, de madrugada corrí a la cámara y filmé parte de este video. Como todo en las 40 semanas que duró tu llegada, fue hecho pensando en ti. No, no soy un editor profesional, ni espero que sea una obra maestra. Pero espero que veas, un poquito jugando con las fotos, lo felices que han sido tus papás mientras planificaban tu llegada.

Porque verás la pancita de mamá, el pintado de tu cuarto, tu babyshower, el viaje de papá, la compra de tus aretitos, todos esos momentos que han sido tan simbólicos para nosotros, pero sobre todo, verás el inmenso amor que te tenemos, y lo afortunados que sabemos que somos de poder haber preparado tu llegada de esta manera.

Son momentos muy simbólicos porque mamá y papá luchan, luchan todos los días por poder vivir juntos en un mundo difícil y competitivo. Y desde que planificamos que vendrías al mundo, luchamos por ti y para ti. Luchamos porque tengas una casa linda, una cuna linda (en este caso regalo de tus abuelos), y lucharemos porque tengas un colegio que te guste, que tengas un doctor que te atienda bien, que tengas la mejor vida posible. Porque tú y mamá son el amor de mi vida. Y mi amor está en esa lucha.

La canción de fondo, que me gusta mucho, se llama Welcome Home, de The Radical Face. Y la escogí porque mi amor, lo único que quisimos hacer desde que te soñamos por primera vez fue darte la bienvenida a casa.

Bienvenida nuevamente, princesa.

Papá.