Llegaron tus muebles!

Bebé! Llegaron tus muebles! Contra todo pronóstico de tu padre, el carpintero cumplió su promesa (la 3era de la semana) y esta vez sí entrego los muebles!

Te cuento por qué estaba un poco preocupado. Mandamos a restaurar los muebles hace 4 semanas y media y el maestro carpintero nos dijo que se demoraría 3 semanas en total. Luego de aprobar el presupuesto y definir el estilo de la restauración, y luego de haber pagado el 50% del costo nos fuimos felices de saber que tendrías no solo muebles lindos en tu cuarto, pero muebles que tenían su propia historia, y eso en realidad nos parece genial. Porque los muebles antiguos de verdad se hacían pensando en que duren, no como muchas de las cosas que se pueden comprar hoy en día, así que si el color se desgasta, o los tiradores se malogran, con una restauradita se trae a la vida no sólo un mueble de excelente calidad, pero una pieza que te acompañará y será parte de tu propia historia.

La cuestión es que pasaron las 3 semanas y mamá fue a ver el trabajo del carpintero, porque parte del acuerdo era retapizar una silla y una banquita y ella debía llevar las telas. Y no te miento, hermosa, no había hecho NADA. Mamá se desesperó y papá se enfureció un poquito porque pues, el carpintero se iba a pasar de fresco. Felizmente pudimos imprimirle la sensación de urgencia al buen caballero y pudo terminar todo a tiempo (luego de algunas pequeñas amenazas, es la primera vez que escucho decir a mamá por teléfono “mi esposo está furioso y yo me hago la loca!”). Ya decía tu mami que era imposible conseguir un carpintero en Lima que entregue las cosas a la fecha pactada. Pero al menos lo logramos 10 días después.

Ahora sí puedo contar con los dedos las cosas que faltan para estar al 100% listos para tu llegada, y estoy seguro que el 100% de esas cosas las podría conseguir en un ida y vuelta a un supermercado. Pero mamá me asegura que las conseguirá esta semana, así que yo estoy muy tranquilo al respecto. Ahora sólo falta esperar con calma a que todo lo demás que hemos comprado llegue bien en 2 semanitas. Crucemos los dedos! Nosotros mientras tanto podemos estar tranquilos, y disfrutar del domingo con calma, mientras vemos tele y soñamos contigo.

La emoción por tu llegada se renueva cada día, realmente es una dulce espera!

Papá.