Babyshower Sebastian

Hola enano loco. Hoy es tu babyshower. Algo pequeño, familiar, íntimo. Un día que nos acerca más a tu llegada y que me llena de alegría, entusiasmo, y muchísimos nervios.

Ayer mamá tuvo consulta con el Dr y tuvimos la noticia de que pesas 3 kilos ya. Faltan en teoría 4 semanas para tu llegada y ya estás bien grandote. Aquí una foto tuya envuelto en el cuerpo de mamá.

Serendipity Panza

Estoy muy nervioso porque tu inminente llegada se ha convertido en el subtexto de todo lo que hacemos, y como todo parto, no tiene una fecha exacta. Así que los nervios se me van poniendo de punta, y me van acompañando en el stress diario. Miro el teléfono todo el día, pienso en los detalles de un parto adelantado, me angustio ante la idea de un viaje al extranjero, etc. En fin, ando hecho un ocho, y creo que no he tenido la oportunidad de compartir esta sensación con nadie, quizás ni con mamá a estas alturas. Las ganas de no compartir con ella cierta ansiedad es porque ella en este momento también carga con las suyas, con todas las actividades programadas por el lanzamiento de su primer libro, y todo lo que eso conlleva. Pero no te preocupes. Ella está bien. O al menos eso creo. La veo feliz, y yo estoy muy feliz y orgulloso de ella. Sacar su primer libro ha sido un sueño que ella ha hecho realidad a punta de empuje, fuerza y energía. Energía que no sé de dónde ha sacado, y en parte ese es uno de los milagros que me enamora siempre de ella. Su capacidad de hacer cosas, de empujarse, de encontrar la manera, incluso cuando yo ya estoy agotado.

Serendipity libroY lo ha logrado. Sacó su primer libro antes de que nazcas tú, y eso es una hazaña en si misma. Porque ha corrido contra el reloj que representa tu nacimiento, para tener la plena seguridad de dedicarle toda su atención a sus dos hijos al momento de tu llegada. De poder estar ahí para todo lo que necesites, y de tener la atención de Valentina todo el tiempo que ella lo requiere, pues será para tu hermana también un momento especial, decisivo y donde tenemos que actuar de la mejor forma para que nuestra pequeña familia encuentre su nueva dinámica rápidamente.

Hoy es tu Babyshower y el app que llevo en el celular dice que llegas en 3 semanas y 3 días, y cada día es uno menos en esta cuenta regresiva inevitable, y a diferencia del parto de Valentina, todavía no me siento listo.

Creo que no he tenido el tiempo para procesar todo lo que tengo que hacer. Tengo un caos en la cabeza, estoy sobrecargado de emociones y me trato de dejar llevar por la experiencia, calmándome a mi mismo diciéndome “Ya lo hiciste una vez y lo hiciste bien, esta vez será más fácil” pero al mismo tiempo tengo la impresión de que me estoy mintiendo. Quiero darte toda mi atención, todo mi cariño, quiero estar ahí para ti, quiero entregarme como lo hice con Valentina, y me preocupa sentir que los días están pasando y no he podido terminar el maletín para la clínica. Que no he instalado todavía la cuna. Que no he tomado todas las decisiones que tengo pendientes tomar. Y dejarme llevar me está estresando más de la cuenta.

Pero bueno. Hoy es jueves. En la noche iré a tu babyshower, y estoy seguro que me ocurrirá lo mismo que me pasó hace dos días. Vi esta foto, y morí automáticamente de amor. Y supe que todo estaría bien. Medias Sebastian

Creo que tu babyshower será igual para mi hoy. Creo que rodearme de ti, antes de que estés aquí me va a cargar de toda la energía que necesito para hacer todo lo que me queda por hacer en estas tres semanas. Quiero creer que esperarás a que esté listo para llegar.

Y si no lo estoy, pues no importa. Lo estaré de todas maneras. Porque no me mal entiendas. Estoy listo para ti, para adorarte, para ser tu papá. Es sólo la logística de la llegada la que me tiene mareado. Pero para ti, pequeño loco, mi corazón ya está preparado.

Te amo, pequeño gigante.

Papá.

Detrás de las 40 semanas

Hola hermosa. El día que naciste, de madrugada corrí a la cámara y filmé parte de este video. Como todo en las 40 semanas que duró tu llegada, fue hecho pensando en ti. No, no soy un editor profesional, ni espero que sea una obra maestra. Pero espero que veas, un poquito jugando con las fotos, lo felices que han sido tus papás mientras planificaban tu llegada.

Porque verás la pancita de mamá, el pintado de tu cuarto, tu babyshower, el viaje de papá, la compra de tus aretitos, todos esos momentos que han sido tan simbólicos para nosotros, pero sobre todo, verás el inmenso amor que te tenemos, y lo afortunados que sabemos que somos de poder haber preparado tu llegada de esta manera.

Son momentos muy simbólicos porque mamá y papá luchan, luchan todos los días por poder vivir juntos en un mundo difícil y competitivo. Y desde que planificamos que vendrías al mundo, luchamos por ti y para ti. Luchamos porque tengas una casa linda, una cuna linda (en este caso regalo de tus abuelos), y lucharemos porque tengas un colegio que te guste, que tengas un doctor que te atienda bien, que tengas la mejor vida posible. Porque tú y mamá son el amor de mi vida. Y mi amor está en esa lucha.

La canción de fondo, que me gusta mucho, se llama Welcome Home, de The Radical Face. Y la escogí porque mi amor, lo único que quisimos hacer desde que te soñamos por primera vez fue darte la bienvenida a casa.

Bienvenida nuevamente, princesa.

Papá.

Te acercas

El día de ayer revisé como cada día lo que “What to expect when you are expecting” tenía preparado como mensaje para mi, y encontré esto. No pude más que sonreír.

Y me hizo gracia no porque en cierto modo es lo que ya estoy haciendo contigo pequeña mariposa, pero porque la idea de poder compartir contigo todos mis pensamientos, sueños y emociones en una sola carta me parece gracioso. La verdad es que, como algunas lectoras ya anticipan, creo que este blog podría rápidamente convertirse en un pequeño libro de cartas. Porque si bien a veces no termino de encontrar tiempo para escribirte cuando lo deseo, las ganas de hacerlo no parecen disminuir con el pasar de los días. ¡Todo lo contrario!

El sábado pasado fue tu baby shower! Oma y Opa ofrecieron su casa para hacer el pequeño evento, el cual fue organizado por tus tías Rochi, Jossy y Karlita (mi hermana). Qué tal chamba se mandaron! Yo mismo, que aporté mi granito de arena con una que otra cosita ese día, me quedé sorprendido con la tremenda logística detrás de un Baby Shower. Tengo que decir también que todas las amigas de tu mami colaboraron, se remangaron y decoraron, picaron fruta, prepararon tragos, ordenaron regalos, etc. Una locura. Pero la verdad es que tanto tu mami como tú lo merecen. Hasta llegaron de una revista a tomarle una foto a mamá (contigo adentro, obvio!). Así que si la foto llega a salir, seguro que te la dejo en este espacio.

Escogieron flores de lavanda para tus centros de mesa, y si no me equivoco la lavanda representa la ternura respetuosa. Más allá de que el color es precioso, y de que el aroma a lavanda es muy agradable (tanto así que hay cientos de suavizantes de ropa, antibacteriales y demás productos que utilizan ese aroma), el significado de las flores me parece muy representativo. Ternura respetuosa es una definición tan cercana a lo que siento cuando llego a casa, miro tus cositas, veo tu habitación, y abrazo la panza de mamá. Una ternura que me derrite, y al mismo tiempo un respeto infundido por el temor de ser un papá primerizo, sin experiencia alguna y que sabe que aprenderá cometiendo errores en el camino. Pero no dudes que disfrutaré de cada uno de ellos, y que aprenderé de los mismos lo más pronto posible.

¡La casa quedó preciosa! Justo a tiempo y antes de que llegue ninguno de los invitados el comité de organización ya tenía todo listísimo y preparado para celebrar tu llegada.

El único que daba vueltas por aquí y allá preparándose uno que otro trago era papá, que ante la emoción de lo que vendría, no sabía realmente cómo ayudar en ese momento, salvo sonriendo y manteniéndome alejado de la actividad femenina. Y eso sí, limpiando todo para asegurarme que todo esté impecable para le llegada de todas las amigas de mamá y familiares de ambos.

Una de mis tareas secundarias fue transformar las botellas de champagne que compramos para el baby shower en un trago llamado Bellini, último antojo de tu madre en estos días, y lamentablemente un antojo que no puede permitirse con frecuencia, ya que precisamente se trata de un trago.

Para las interesadas, se trata de un trago muy rico que consta de 1/3era parte de copa de duraznos en almíbar licuados, y 2/3 partes de la copa de champagne. No tiene mayor ciencia que mezclar una cosa con otra, así que no tienen pierde. A mi parecer es un perfecto trago para un brunch. Yo personalmente me preparé un Tom Collins, trago que el tío Esteban me “pegó” por primera vez y que desde entonces, no he dejado de considerar simplemente como buenazo.

Otra cosa que estuvo espectacular fueron los triplecitos. ¿Por qué será que los sandwiches miniatura de esta clase de eventos son tan ricos? Es decir, los triples grandotes son buenos, pero los triplecitos son una maravilla!

Parte de los misterios de la vida hija mía. Desde ya te prometo que en tus cumpleaños no faltarán esta clase de sandwiches, ni los de pollo en petit pan, que tan feliz me hacían de niño.

Pero mejor dejo de hablarte de comida, o no podré resistir la tentación de prepararme algo en este momento. ¿Te cuento algo especial? Ya puedo afirmar que he dejado completamente el cigarrillo, y ya voy bajando 10 kilos. Es increíble lo fuerte que me haces pequeña. Sin ti no podría hacer lo que estoy haciendo.

De regreso a los regalitos, sería súper difícil enumerarlos todos, y es que todos han sido espectaculares. Seguro irás viendo uno que otro en su momento, porque de todas maneras van a ser accesorios a todas las fotos que te vaya a tomar a lo largo de tu pequeña existencia. Me emociona mucho pensar en eso y en todos los momentos que viviré contigo. Me he tirado en la alfombra de la sala más de una vez y casi te veo junto a mi, gateando. Al mismo tiempo he mirado con cierto pánico todos los enchufes, bordes, y demás elementos peligrosos para ti. Todavía estoy decidiendo qué hacer al respecto, pero créeme que lo tengo en mente. Primero que nada, terminar de armar tu cuarto.

Te conté la semana pasada que ya había terminado de pintar tu cuarto, no? Pues te cuento que ya instalamos las cortinas y la decoración de la pared. Creo que está quedando lindo, pequeña mariposa. Sólo faltan los muebles que deberían llegar la próxima semana, y estaremos listos para recibirte. Claro, sin contar con que todavía tengo que viajar a traer las cosas que compramos para ti por internet. Pero estamos cada vez más cerca a tu llegada. 5 semanas y 5 días dice el What to Expect. Yo sólo espero que no te adelantes, y si lo haces, no lo hagas mucho. Llega a tiempo, llega con calma, llega feliz. Cuando llegues, te prometo que harás con tu cuarto lo que tú quieras. Por el momento, déjanos seguir jugando a ser decoradores. Nos mantiene a la expectativa, felices, y aleja un poco los nervios que nos trae tu eventual llegada.

La panza de mamá está hermosa. Es un huevo duro. Y tus patadas se sienten cada día con más fuerza e intensidad. Tus movimientos me hablan, y literalmente me pateas la cara cada vez que aprieto mis cachetes contra la barriga de mamá. Y me sigue pareciendo lo más tierno del mundo. ¿Cómo te he podido hacer, pequeña hermosa? ¿Cómo es posible que estés ahí dentro? ¿Cómo será cuando salgas? Mamá me pregunta si ya me hice una idea clara de cómo será nuestra vida de ahora en adelante, ahora que tenemos la casa llena de tus cosas… y la verdad es que la respuesta es rara. Evidentemente entiendo lo que implica tu llegada de manera racional… pero todavía siento que vivo en la trastienda de una tienda especializada en bebés. Me faltan tus sonidos, tu llanto, tu olor, tu tacto, para sentirme papá completamente. Por el momento, sólo tengo un inmenso amor nervioso y aterrorizado que navega entre la calma y el pánico y se intercala con claridad, y oscuridad.

Creo que cuando mami dé a luz, yo también veré el mundo de manera más clara. Y seremos tres los que habremos nacido ese día. Tú como Valentina, Vane y yo como Mamá y Papá.

Te espero.

Papá.

 

Para mi bebé

Hola maravillosa! Anoche me metiste tal patada en el cachete que la panza de mamá se sacudió hasta la pared de al frente! Ya faltan 10 semanas y 6 días para cargarte por primera vez, y no podemos más con la emoción, así que este fin de semana largo aprovechamos para ir avanzando con algunas compras para recibirte lo mejor preparados posible.

Hemos tenido la gran suerte de tener mucha ayuda para decidir sobre las cosas que comprarte, y si bien no me cabe duda que cometeremos todavía una gran cantidad de errores, tampoco me cabe duda que serán cometidos con la mejor de las voluntades.

La verdad es que hoy por hoy estamos en una etapa en la que vivimos repletos de sugerencias de todo el mundo. Todos están tan emocionados por tu llegada que no pueden (ni tienen por qué) contener sus consejos, tips, datos o sugerencias. En algunos casos sí evitamos abrir los oídos a ciertas historias de ultratumba, porque así como se sugieren cosas, también se comparten los temores y miedos, pero por lo general estamos súper abiertos a todo lo que sea nueva información acerca de bebés, y cómo cuidarlos. Y como bien lo saben muchas mamis que leen este blog y comparten conmigo la aventura de esperarte, hemos necesitado mucha ayuda para armar una primera lista de compras.

Sin embargo, una amiga mía tuvo a bien compartir conmigo una cosa muy especial, que ahora quiero compartir con todas las mamis que nos leen. En primer lugar porque me pareció absolutamente genial tener un documento como el que me envió, y en 2ndo lugar porque siendo papi primerizo, quisiera recibir su opinión sobre los items aquí vertidos.

Así antes que nada tengo que agradecerle mil veces a mi querida amiga, porque compartió con nosotros su primera lista de compras, lista sobre la cual nos estamos basando. Así que paso a dejarle a las mamis y amigas unas imágenes de la lista, a ver si así te compramos más cositas de forma inteligente, te parece? 

Con esto espero que las mamis y tías amigas (porque tienes que entender que nuestras lectoras ya son prácticamente tus tías!) nos puedan ayudar a ver si nos falta algo, nos sobra alguna cosa, o si está todo OK. ¿Qué cosas deberíamos comprar nosotros, y cuáles deberíamos dejar para el baby shower?

Bebé preciosa, no sabes lo suertuda que eres de tener a tanta gente pendiente de tu llegada. El último mes más de 30 mil lectoras llegaron de una forma u otra a este blog, así que espero que prontito, puedas mandarles saludos tú misma.

Salgo del trabajo y voy corriendo a hablarle a la panza de tu mami, ya?

Te amo.

Papá.