Cumpliste tres, cumplimos 3

Chiqui, este año cumpliste 3 añitos. No calculas lo importante que fue tu cumple para mi. Valentina sopla su vela de cumpleaños

3 años de estar juntos. 3 años de verte crecer, cambiar, convertirte en una niña perspicaz, traviesa y preciosa. Adorar cada segundo de esos 3 años sería simplificar lo que siento, porque ser tu papá, más que encantarme, me define.

Tu cumple estuvo hermoso. No podía ser de otra forma, con toda la entrega que Mami le puso este año. Yo, que me confieso un controlador total en lo que a planificación de eventos se refiere, tuve una labor de apoyo y soporte en esta ocasión, en la que no pude tomar vacaciones como en años anteriores para planificar tu santo. Sin embargo, claro que puse mi grano de arena, eh!

Para empezar, tuviste 3 celebraciones. No te acostumbres a esto Chiqui! Es más un tema de desorganización familiar que de celebración en sí, pero no puedo decirte que no gozaste como loca. Tuviste una celebración en casa con tus amiguitas y abuelos unos días antes, una en el kinder el mismo día de tu santo, y una en casa de tu mamama Zoila unos días después. Además te volvieron a cantar Happy Birthday en casa de Luzma. Así que celebrada hasta los 18 años creo yo.

¿Qué recibiste por tu cumple? Pues bueno, a pesar de tener varias celebraciones pequeñas de cumpleaños, decidimos hacerte un único regalo. Algo que venías pidiendo hacía un tiempo: Una bici “con pedales”!

Y lo pongo entre comillas, porque desde que empezaste a caminar tuviste una pequeña bici strider sin pedales, para desplazarte empujándote con los pies sobre el piso. Pero cada vez que salíamos al parque o a caminar te quedabas mirando a los demás chicos que pasaban a la velocidad del rayo a nuestro lado, con sus bicis a pedales. Así que este año tuviste tu primera bici hecha y derecha. Y más feliz, imposible!

bici de cumpleaños

Como te decía, tu cumple caía un día lunes, así que el sábado previo, tuviste un lonchecito de princesas al que asistieron tus amigas del cole, todas con sus vestidos, así como Elsa y Anna de Frozen y Ariel y Rapunzel. Tu mesa de cumpleaños estuvo hermosa, tuviste una torta de chocolate maravillosa y todo estuvo repleto de flores (amas las flores!).

Mesa de cumpleañosMesa en procesobocaditosmesa de cumpleañosmesa de cumpleaños

Mami y tu tía Rosalba trabajaron tanto en la mesa que parecía de ensueño. Tus otras tías y tu mamama Zoila ayudaron a poner todo en su sitio el mismo sábado, y tú no podías más con lo lindo que estaba todo. Mami trabajó duramente, incluso con su muñeca lastimada, y lo hizo todo con una gigantesca sonrisa en el rostro.

Vane poniendo mesa

Yo por mi lado no dejé atrás nuestra tradicional limonada rosada. Me encanta que tengamos nuestras tradiciones, que cada año sepamos que tenemos una tarea especial y que construyamos estas cosas juntos. Este es el 3er año, y el 3er año que yo me encargo de esto.

dispensadores de limonada rosada

Mi pequeña terrible, estabas tan hermosa el día de tu cumple! A pesar de haber pedido por meses tener un cumple de princesas, llegado el día decidiste que querías recibir a todas tus amigas vestida de súper heroína! Me hizo tanta gracia, y por más que quisimos convencerte de lo contrario, tú y tu enorme personalidad decidieron ponerse el antifaz y la capa y recibir a todos así.

Valentina hermosa Valentina súper heroina

Mi pequeña loca y su tremendo carácter… Sin embargo llegaron Ariel y Rapunzel, y corriste a enfundarte en tu disfraz de Elsa. ¿Quién lo diría? Al parecer las princesas son los Beatles de hoy en día. Valentina y su vestido de Elsa Valentina y Ariel Valentina y Ariel 2 Pequeñas princesas Valentina y Ariel Valentina y Ariel Abuelos

Cantaste, las abrazaste, saltaste, corriste y jugaste. Te sentaste con ellas a pintar, a leer cuentos y a comer sandwiches haciendo picnic en la sala. Pasaste junto a tus amigas, una tarde linda hecha solo para las chicas. Fue súper divertido ver los rostros de todas iluminarse con las princesas. Sin duda alguna es la magia de la niñez, de la inocencia pura. Esta misma magia es la que se reflejaba en los rostros de los papás, de los abuelos. Es imposible no ver a una niña feliz y no volver a creer en la magia, en que el amor hace que el mundo se mueva y que todo es posible.

Valentina y Elsa Valentina cantando Valentina y Elsa Valentina y Elsa

Incluso ver a tu mami tan feliz, cantando a voz en cuello contigo… Para mi, totalmente increíble. ¿Sabes que ustedes son mi felicidad? Mamá feliz

El lunes siguiente a tu lonchecito de princesas celebramos tu verdadero cumple: 14 de setiembre. Los lunes, como ya has aprendido (a la fecha, me preguntas: “Ya es lunes?” para responder con un “Ay…” cuando respondo afirmativamente) son muchas veces complicados especialmente si de celebraciones se trata. Sin embargo respetamos nuevamente nuestra tradición, y el domingo después de limpiar toooodo lo que representó tu lonche el día anterior, nos pusimos a hornear tu torta de cumpleaños. Porque esa es otra de nuestras tradiciones, sabías? Tu papá no va a dejar de hornearte nunca tu torta de cumpleaños. No importa lo mucho que tengamos que limpiar, lo cansados que estemos. Es un regalo para mi, tener la oportunidad de prepararte algo que disfrutarás sólo el día de tu santo, que compartirás con tus amigos, que se preparó con el corazón desde la compra de los ingredientes hasta sacarse del horno. Hasta te diría que sí, en este caso, el amor es sin duda alguna el ingrediente más importante.

Pero como se trata del kinder, y una dosis masiva de chocolate no es ideal para los niños en horario de clases, este año hicimos un keke de zanahoria riquísimo con nueces y frosting. Tenía un poco de miedo que a alguno de los chicos no les guste (no hay peor crítico gastronómico que un niño) pero fue un éxito total! No solo les encantó, pero repitieron hasta terminarse el kuchen.

torta de cumpleaños en el kinder

Para el día de tu cumple, recibiste una corona preciosa en el Kinder, y tanto mami como Papi fueron a contarle a todos tus amiguitos todo lo que había pasado antes de que llegues a este mundo, y en estos tres hermosos años. Les contamos sobre cómo nos conocimos y nos casamos, cómo estuviste dentro de la panza de mami por 9 meses, y todo lo que hemos venido viviendo año a año. Estuvo súper lindo, y finalmente recibiste algunos regalos de tus amigos. Es tan precioso para un papá ver a su hija tan feliz, y ese día creo que el regalo más grande nos lo llevamos nosotros.

cumpleaños en el kinder
cumpleaños en el kinder

Sin embargo queríamos darles una sorpresita a todos tus amigos, tanto ese día como el día de tu lonche de princesas, así que mami había preparado unas plantitas especiales para cada uno de los chicos. Estaban hermosas! Y es que este año decidimos no regalar más dulces, y más bien ser un poco más traviesos. Estábamos seguros que los papis de tus amiguitos iban a estar felices de que consuman un poco menos de azúcar.

sorpresitas

Lindas, no?

El sábado siguiente celebramos en casa de tu mamama y Opa con tu familia por lado paterno (suena tan protocolar eso!). Pero eso, lonche de cumple en casa de mis papás. Jugaste con Bilbo, abriste más regalos con tus primos por todos lados y te cantaron Happy Birthday, las mañanitas, cumpleaños feliz y poco más y te cantaban la Malagueña.

cumpleaños en familia abriendo regalos en familia Cantándole happy birthday en familia

Ay mi chiqui! Eres tan afortunada! Eres una niña con mucha suerte, que ha nacido fruto del amor de dos papás que te deseaban con toda el alma. Ya te he contado más de una vez que tenías una habitación en nuestra casa incluso antes de concebirte. Que muchas veces nos sorprendíamos diciendo “Busca en el cuarto de Valentina!” cuando buscábamos algo, meses antes de siquiera saber que mamá estaba embarazada. Porque te soñábamos.

Tanto amor hacia ti, tanta suerte, tanto trabajo de tus padres y de toda tu familia alrededor tuyo es sin duda alguna una bendición. Y esas bendiciones deben llevarse con mucha responsabilidad. Porque saberse afortunado, es entender que hay muchos que no tienen la misma suerte. Saberse amado, es entender lo que es la ausencia de amor.

Yo sé que ya te había contado sobre esto antes, pero quería aprovechar para dejarte el video de lo que hicimos también días antes de tu cumple. Porque es importante entender que para recibir, hay que saber primero dar.

Mi pequeña maravilla, mi gatita hermosa, sé que esta carta te ha encontrado algunas semanas tarde. Debí escribirla hace meses incluso! He guardado las fotografías en carpetas en mi computadora hace semanas, y he empezado esta carta más veces de las que quisiera admitir. Pero el tiempo se me ha estado escapando de las manos, y este año me ha costado más que nunca encontrar la mejor forma de gestionarlo. Rezo a Dios que el próximo año sea uno más tranquilo para mi.

Sin embargo quiero que sepas, y de hecho estoy seguro que lo sabes pero quiero ponerlo por escrito, que aunque a veces exista un periodo de tiempo entre carta y carta, tú y yo no le perdonamos ni un segundo libre al día. Somos inseparables. Nos exprimimos al máximo los fines de semana, y nos agotamos mutuamente desde el amanecer hasta el anochecer. Y eso, me encanta.

Tengo tanto que contarte que una carta cumpleañera no basta. Así que tenme algo de paciencia, que pronto llegará una nueva carta. Lo prometo.

Papá.

Cumpliste 2, cumplimos 2.

Cumpleaños Valentina El 14 de setiembre cumplí 2 años de paternidad “efectiva” (vamos, me creí papá los 9 meses del embarazo también, pero la verdadera jarana empezó con tu primera mirada) y tú cumpliste 2 años de convertir mi vida en lo mejor que me ha pasado.

Y este año, tras muchas idas y vueltas pensando en lo que haríamos, decidimos celebrarlo en casa, en familia y de manera íntima. Haciendo algo pequeño, bonito, esperando la visita de tus tíos, abuelos y primos y primas.

Como eres fanática acérrima de Peppa la Cerdita (no sé si cuando leas esto Peppa seguirá vigente, o si por el contrario -como sospecho- será ya una religión) quisimos hacerte un Peppa-cumpleaños. Sin embargo decidimos mantener la “Peppitud” en línea con el espacio y no exagerar. Así que tomamos los colores, el espíritu y algunos elementos del dibujito animado para decorar nuestra sala. Nuestro depa hoy en día no es muy grande, pero felizmente acomodó a todos quienes nos visitaron y estuvimos muy felices de pasar una bella tarde de domingo con tanta gente querida. Incluso salió el sol!

Globo de Peppa Pig Mesa cumpleaños Valentina

(Perdón por esa última foto, la pita de un globo se cruzó en la cámara y terminó enfocándose ella! Mi error).

Como el año pasado, este año preparamos pink lemonade (y usamos el dispensador que compré el año pasado y que resultó ser demasiado elegantoso para el picnic de tu primer cumple, por lo que no fue una inversión desperdiciada), algunos bocaditos, y como ya es tradición, preparamos nuestra torta de chocolate con frutos rojos. Tradición porque es el 2ndo año consecutivo, pero déjame decirte, si de mi depende (y creo que así es) la seguiremos preparando hasta que decidas que el chocolate no te gusta (es decir nunca).

Valentina torta de chocolate Valentina cara de chocolate Torta Valentina

Y claro, repetimos los hot dogs del año pasado porque sospeché que serían un éxito, y para variar, así fue. Así que en tus cumpleaños hasta ahora vamos instaurando las siguientes tradiciones:

– Torta de chocolate con frutos rojos.

– Pink lemonade

– Hot Dogs

Lo demás es historia, jaja.

Collage cumpleaños de ValentinaSin embargo este año tuviste dos sorpresas especiales. La primera fue que tuvimos la visita de Pinkberry, algo que no planificamos al principio porque no supimos que iban a casa, hasta que tu tío Marchena nos comentó que así era (gracias tío Marchena, y gracias Pinkberry!), y la segunda, fue el regalo que decidimos hacerte este año.

Pinkberry cumpleaños de ValentinaToppings Pinkberry cumpleaños de Valentina

Amo que hayas disfrutado tanto preparando tu cumpleaños. Yo sé que lo disfruté muchísimo, y nada me divierte más que verte ayudándome a preparar las cosas, aunque seas una maniática de meter las manos bajo el grifo de agua y de mojar toda la cocina, o de querer echarle “shal” y “un chollito de lechi” a todo. Te regalamos un cumpleaños, pero tú me regalas memorias imborrables.

Valentina y sus regalos Valentina y su muñecaPrincesa hermosa, este año decidimos hacerte un regalo especial. Se me ocurrió que así como yo vengo escribiéndote cartas desde que estabas en la panza de tu mami, quizás el resto de la familia también tendría algo que decirte… pero quise darle un giro especial. Lo que sucede es que yo sinceramente no sé en qué momento de tu vida empezarás a leer este blog, lo que hace que escribirte no tenga necesariamente un momento crucial de tu vida como objetivo, pero que sea un ejercicio narrativo cronológico que te ayude a ti misma conocerte, y conocerme cuando llegue el momento, desde otra perspectiva.

¿Pero qué pasa si quisiera escribirte para un momento especial de tu vida? Yo no tengo la suerte de tener a parte de mi familia conmigo por muchas razones, y me encantaría saber más sobre ellos, leer sobre ellos, sentirlos conmigo, y lamentablemente no me es posible. Pero quizás a ti sí te sea posible. Así que le pedí a toda tu familia, que te escriba una carta. Una carta personal que leerás cuando cumplas 15 años.

IMG_5331

Y así lo hicieron. Todas tus cartas están guardadas en un envase que sellaré, y guardaré conmigo hasta que llegue el momento. Porque verás, preciosa: este no es sólo tu regalo de 2 años. Es en realidad tu regalo de 15. (Quizás deba empezar a ahorrar también para esa fiesta desde ya…)

¿Cuál es entonces, tu regalo para los 2 años? Que al pedirle a toda la familia que se concentre en escribirte una carta, lo que hice fue pedirle que sueñen contigo. Que sueñen con el futuro, y que a través de ti, se imaginen lo que pasará en 13 años. En el camino que recorreremos para llegar a ese momento. Y al hacerlo, hice que se enamoren un poco más de ti, princesa. Porque es hermoso enamorarse de un sueño, de una idea. Así, toda tu familia te mirará hasta entonces como un persona a punto de embarcarse en la aventura de la vida, con todas las aspiraciones y las ilusiones del mundo. Al verte recordarán su sueño para ti.

Te regalé el sueño de tu familia. Sus buenos deseos. Su amor incondicional. Espero que te haya gustado. Además de las muñecas y demás juguetes que recibiste de tus tíos, claro está, que sé que amas con pasión y locura.

Te amo princesa. Espero que hayas pasado un hermoso 2ndo cumpleaños. Yo pasé un lindo 2ndo cumpleaños como papá. Estoy orgulloso de ti, de ser tu papi, y de ser un actor de reparto en la película de tu vida – porque sé que soy y seré siempre un protagonista en tu corazón.

Papá.

 

Tú y yo, y un libro.

Te prometí que te contaría por qué estuve algo alejado del blog, pequeño saltamontes. Y ese momento ha llegado.

Desde hace un tiempo, algunas lectoras me venían diciendo que sería lindo convertir el blog en un libro. Que hacer una antología de cartas, sería un regalo maravilloso para ti. Y la verdad es que no podría estar más de acuerdo, con una observación:

No te dejaré de escribir. No tengo idea de en qué momento leerás estas cartas, si será cuando seas una pequeña niña que aprendió a leer, si descubrirás el blog porque aprendiste a googlear… por que alguien te preguntará “Eres Valentina? La del blog?” o si llegarás a la adolescencia para encontrarte con mis palabras. Sea como sea, pequeño amor mío, seguiré escribiéndote. Porque es una manera de conocerme a través tuyo, y de que me conozcas mejor cuando llegue el momento.

No dejaré de hacerlo, y por esta razón, ¿cómo podría publicar un libro, si siento que recién estoy comenzando con esta obra?

Sin embargo, hace unos 10 meses me pude juntar con una gran casa editorial a discutir sobre un proyecto que me enamoró enseguida. La idea era escribir una guía de paternidad para aquellas personas, principalmente papás y futuros papás, que cuente desde la perspectiva de un padre, anécdotas incluidas, cómo es el proceso de recibir un bebé y cuidarlo hasta que cumpla 1 año. Desde el momento en que te enteras que serás papá, hasta que apaguen las velas de esa primera torta, momento que en muchos casos llega también con los primeros pasitos de un bebé.

Y este proyecto me pareció genial, porque todos los libros que pude leer en su momento acerca de la paternidad me hablaban ya sea desde un punto de vista muy maternal, o un punto de vista más clínico y formal. Y me hizo falta tener ese amigo que se siente contigo y de forma relajada me cuente cómo van a ser las cosas de verdad. Ese amigo que acaba de pasar por eso y con sus propias anécdotas y experiencias te pinte un poco la cancha.

Así que hice eso, mi pequeña enana loca. Escribí un libro en forma de una guía de paternidad que cuenta desde el primer momento en que supe que sería papá, hasta que aprendiste a caminar semanas tras cumplir tu primer año. Está lleno de nuestras anécdotas, y todas las fotos, son nuestras fotos. Porque es una guía construida a través de nuestra historia. Está escrita con todo el amor del mundo, precisamente por eso, porque es nuestra historia.

Coincidentemente con el blog, algunas de las cartas que te escribí, las redacté precisamente porque llegamos a un hito especial en tu vida (o en la mía), así que hice de estas cartas parte del libro, porque me parece tan importante que los futuros papás tengan una idea clara de lo que les espera no sólo a nivel físico, pero también emocional. Quiero que sepan que caerán rendidos, perdidamente enamorados de sus hijos, como lo estoy yo de ti.

Así que esa es la razón, pequeño champiñón. Durante los últimos meses estuve trabajando en terminar este libro, y te confieso, ha sido una tarea bastante complicada que demandó varios fines de semana de dedicación casi exclusiva a él, noches luego del trabajo en la agencia, y hasta una semana entera de vacaciones sacrificada para poder avanzar y sacarlo adelante. Pero ya está. Es realidad. Y nunca imaginé que lo haría.

Siempre quise escribir un libro. Hace muchos años empecé una novela, que todavía se encuentra en las primeras 40 páginas. Años después empecé un pequeño libro de cocina-novelado, basándome en un formato similar al de “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel, pero la vida se llevó a un gran amigo que me ayudaba perfeccionando las recetas que iba a utilizar, y ese proyecto quedó ahí, y me cuesta pensar en retomarlo. Tengo varios guiones para una miniserie escritos y sin terminar, y un cortometraje en la cabeza.

Pero tú pudiste hacer que escriba un libro.

Gracias pequeña. Me regalas la vida que quiero tener cada día. Hoy el libro es realidad, y está ahí para ser compartido con el mundo, con todos los papás que busquen una guía de parte de otro papá. Con todas las mamás que quieran regalarle a un papá un libro que no les hable como un doctor o como una abuela.

Es un libro donde no hablamos de hombre a hombre. Hablamos de papá, a futuro papá. Y ese es un lenguaje que tiene que ser hablado cada vez con mayor frecuencia, fluidez y franqueza.

Aquí te dejo algunas fotos del libro, pequeña. Desde ya, sabes que está dedicado a ti. He impreso y mandado a empastar el manuscrito original con tu nombre, porque me parece que deberías guardarlo tú. Para todos los demás, increíblemente y gracias a la editorial Planeta, el libro estará a su disposición a nivel nacional en librerías, Wong & Metro y en la Feria Internacional del Libro.

José Simón yo también cambio pañales

Yo también cambio pañales libro

Libro Papapalabras

Yo también cambio pañales el libro

Te amo pequeña. Gracias por ayudarme a ser siempre el papá que quiero ser para ti.

Papá.

P.D: Si alguna mamá o papá quiere acompañarnos en el lanzamiento del libro, lo haremos el día sábado 2 de agosto a las 4pm en la sala Blanca Varela de la feria del libro. Sería un HONOR que me acompañen ese día. La sala es grande, y me encantará conocerlos en persona, además tendré una invitada especial!

Sala Blanca Varela FIL Lima Calendario FIL Editorial Planeta Papapalabras Yo también cambio pañales

Happy MesDay #10!!!

Valentina 10 mesesPrincesa! El día domingo cumpliste 10 meses! No puedo creer lo mucho que puede parecer, por lo grande y hermosa que estás, ni lo rápido que ha pasado. No puedo creer que hace 10 meses eras así:

Valentina en la habitaciónUna gordiña coloradita y recién nacida. Que se acurrucaba, lloraba como gatita y dormía casi todo el día. No puedo creer lo rápido que creces. Lo terriblemente bandida que eres ni la velocidad con la que aprendes las cosas. Como el fin de semana, que aprendiste a abrazarme en un gesto tierno, o como hoy en la mañana, que me agarraste a cachetadas para despertarme porque sabes que estoy dormido, sólo para verme abrir los ojos y y matarte de risa de conmigo.

CUI ValentinaTus diez meses te hacen ya una niña grande. Hasta documento de identidad tienes! Y cosa poco común, te ves preciosa hasta en la foto de tu DNI. Cosa que no mucha gente puede decir ah! Aunque nadie te cree la seriedad!

Tus diez meses también llegan con tu primera publicación como modelo! Gracias a tu tía Lau, que tan amablemente te puso en su revista de padres! Mira! Valentina en una revista

Hasta yo tengo una mini aparición en una esquinita abajo. Lindo, no? Princesa hermosa… nuestra vida ha cambiado tanto en los últimos 10 meses, que la verdad casi apenas puedo recordar un tiempo antes tuyo. Justo el otro día se lo comentaba a mamá. ¿Cómo era nuestra vida antes de ti? La verdad es que mi cerebro casi ha bloqueado esa parte. Lo único que recuerdo es que dormíamos más, que los domingos la pasábamos más tiempo en cama relajados, y que probablemente comíamos con más calma los fines de semana, ya que ahora corremos para comer cualquier cosa mientras nos aseguramos que tú comas a la hora. Pero fuera de eso, te juro, mi vida es infinitamente más feliz contigo. Llegaste a completarnos la vida. A completar nuestra familia feliz. Y vaya que lo haces! Nos tienes ocupados 24/7!

Valentina modeloSin embargo, estar contigo es mi actividad favorita. Hace unos días calculaba los minutos que paso contigo en la semana, y me sentí un poco triste porque tampoco es que sean muchos. Básicamente estás conmigo durante la mañana, mientras te despiertas y hasta que me voy a trabajar. Por las noches estás dormida y no me ves. Sin embargo esta mañana (casi inmediatamente después de que me cachetees para despertar) vi tu sonrisa mágica y te vi tan feliz, que entendí que tú aprecias esos minutos del día tanto como yo. Que me extrañas tanto como yo a ti. Que para ti es mágico cerrar los ojos por la noche, para abrirlos y encontrarme ahí. Que soy tus mañanas. Y eso hace que cada día valga la pena, y que cada fin de semana valga la vida. Tu sonrisa mañanera es lo más dulce del mundo.

Las caras de ValentinaAunque seas una crespa loca traviesa y terrible. Aunque cada día te muevas como culebra eléctrica cuando tenemos que cambiarte los pañales, y mamá termine con la espalda y el cuello tronchados porque perseguirte es cada vez más complicado. Te acuerdas cuando cambiarte los pañales era así de fácil? Cuando recién aprendías a sonreír? 1Eres ya una bebé grande. Una bebé que gatea a la velocidad de la luz. Una bebé con confianza, que no teme nada. Una bebé que sabe llamarnos, que dice “Buz” para prender la luz, que adora a su chanchito de juguete, que se para y que camina apoyándose en todo. Y que muy pronto cumplirá un año. Tu primer año.

No me cabe duda que llegarás al año caminando, creo que en 2 meses de todas maneras vas a lograrlo. Estás tan cerca! Y yo miraré atrás y no tendré idea de dónde estuve todo este tiempo. Miraré el escritorio y el regalo que me hiciste por el día del padre, y sabré que estuve aquí, por ti. Y seré feliz porque este es mi lugar por el momento.

Un añito, pequeña. ¿Sabes que ya pedí vacaciones? ¿Y que tu abuela viene de Chile para tu cumple? Estoy tomándome vacaciones toda la semana antes de tu cumpleaños para poder armar tu pequeño cumple con mis propias manos. Mamá y yo nos hemos vuelto fanáticos del Do it yourself, así que ya hemos llenado varios tableros de Pinterest con ideas de lo que haremos. El tema para tu primer cumpleaños será: Picnic de primavera. Porque llegas 1 semana antes de la primavera. Porque eres la primera flor del año.

Mira, me copio esta foto del blog de Taza:

picnic taza

 

Me encanta esa onda natural, hecha a mano, simple. Me encanta saber que puedo darte más que cosas compradas. Me encanta saber que puedo hacer cosas por y para ti. Me encanta saber que soy tu papá.

Te amo pequeña pitufa de chocolate. Sigue durmiendo, en un rato llego a casa.

Papá.

 

 

 

 

 

 

 

9 meses, día del padre y gripe loca

IMG_6792Hola pequeña, el tiempo se ha pasado volando desde la última vez que te escribí, y hemos pasado juntos algunas cosas importantes. Celebramos tus 9 meses con nosotros (no puedo creer lo grande que estás!), celebramos mi primer día del padre, y tuvimos nuestra primera gripe loca. Esa ha sido en parte la razón por la que no he podido sentarme a escribirte, hemos estado bastante ocupaditos cuidándote, especialmente mamá que para variar se desvive por ti, haciendo todo lo posible para que mejores.

IMG_1881El domingo pasado celebramos el día del padre. Hace un año le pedí a mamá algunas cositas de regalo (de manera muy sutil, como siempre) y hasta lo comenté en un post aquí. Pero ese día del padre fue mi primer día del padre teórico. Porque evidentemente ya estabas en la pancita de mamá, y yo ya estaba súper emocionado con tenerte en nuestras vidas, pero lógicamente todavía no podía apachurrarte como lo hago hoy. Así que en la práctica, este fue mi primer día del padre real. Y fue un día del padre especial, en gran parte porque mamá y yo decidimos que en fechas especiales, debíamos procurar que nuestros regalos sean hechos a mano.

Ninguno de los dos es un artista, pero creo que una obra hecha a mano regala amor, regala tiempo, regala planificación, regala conciencia. Y ninguna de esas cosas las puede pagar una tarjeta de crédito. Así que ya te imaginarás lo feliz que soy con el regalo que hiciste junto con mamá. Ahora te tengo en mi escritorio en la oficina todos los días, además de tenerte en el fondo de mi pantalla, y es aquí donde más te necesito, para nunca olvidar que todo lo hago por ti.

IMG_6802

 

En la noche del domingo del día del padre, mamá empezó a sentirse un poco mal. Con el pasar de las horas su temperatura se elevó y antes de dormir ya estaba con escalofríos y adolorida. ¿Qué pasó? Mastitis. Para colmo de males, tu naricita empezó a llenarse de moquitos y de un momento a otro se te hizo muy difícil respirar. Esa noche del día del padre me tocó ser más papá que nunca, y cuidarte a ti y a mamá. Y si bien la semana ha sido dura, especialmente para ti y para mamá, no he podido ser más feliz sabiendo que aunque sea ayudando un poco, las cuido. Tener la certeza de que ese es mi rol en esta familia, me alegra. Son pocas las veces en la vida en las que uno tiene realmente una certeza. Esta es una de ellas.

IMG_1869La gripe loca te acompañó durante la semana, y felizmente desde hace un par de noches ya la pasas mejor, pero con el virus, nos dejaste un aprendizaje importante. No eres inmune al mundo. Pasaron 9 meses para que te resfríes de forma significativa, para que nos preocupemos realmente por tu salud. A la fecha nunca tuviste realmente cólicos, y las veces en las que estuviste un poco fastidiada rápidamente nos dimos cuenta que se trataban de tus dientecitos (ya tienes 7!).

Esta vez, te enfermaste un poquito fuerte. Felizmente no tuviste fiebre, ni pasó a mayores, pero las noches fueron un poco dramáticas. ¿Qué te puedo decir, amorcito? Estoy feliz de saber que estas cosas pueden pasar, y de entender la forma de estar preparados para eso, pero estoy más feliz aún de saber que ya pasó.

Te propongo algo, pasemos el invierno sin más gripes locas, y te prometo un primer cumpleaños súper especial celebrando la primavera. ¿Aceptas?

IMG_1896

Te amo.

Papá.

 

 

 

Papás embarazados

Hola princesa!

Esta semana las ofertas del día del padre están a la orden del día. Las ideas de regalo llenan mi buzón de correo con porcentajes de descuento en relojes, muebles y televisores, además de ternos y spas con tratamientos del stress para hombres. Y hoy más que nunca me alegro de corazón haber decidido con mamá el regalarnos algo hecho a mano en el día del padre/madre.

Porque si bien algunas ofertas se ven geniales y muy atractivas, el mayor regalo de la paternidad es poder compartir el mundo contigo, y re-descubrirlo a través de tus ojos.

Valentina ExersaucerCuando aprendes algo, tus ojos se llenan de luz, tu sonrisa ilumina tu carita loca y yo no puedo hacer más que agradecerle al cielo por haberme enviado a un angelito como tú. Y pienso, ¿qué más puedo pedir como papá, en este momento? Ciertamente la respuesta no son relojes, televisores o masajes.

La respuesta se acerca mucho más a tiempo, abrazos, besitos. A la necesidad de compartir tu espacio, como lo hago desde que supe que estabas en la pancita de mamá. Porque los papás, también nos embarazamos, sabes? Es una frase graciosa, porque obviamente no nos crece la panza (o en algunos casos… también un poquito), pero a medida que la de mamá va creciendo, para los papás crece la necesidad de compartir contigo y con mamá ese desarrollo de diversas formas. Por eso mamá se ríe cuando dice que el que estaba más entusiasmado con el que ella pueda tener antojos raros era yo, pues estaba listo para saltar de la cama a las 2am para ir en búsqueda de un helado de frutos del bosque por toda la ciudad. Y no pasó, mamá nunca tuvo un antojo en particular.

Sin embargo, una de las cosas que más me gustó compartir con mamá, antes de que nazcas, fueron tus pataditas. Te acuerdas de este video? En el que recorres la panza de mamá de un lado a otro? Increíble no? Yo ponía mi cara abrazando la pancita de mamá cada noche para hablarte, y para recibir tus patadas en mi cachete. Y fue mi momento favorito del día todos y cada uno de los días del embarazo de mamá. Porque tenía la oportunidad única de conectarme contigo. Y creo que todos los papás deberían experimentarlo.

Hace un par de días me encontré con un video de Huggies que me pareció buenazo, especialmente porque me parecen súper fuertes las lágrimas de algunos papás. Súper fuertes porque son muy ciertas, y yo también derramé las mías cuando te sentía en la panza de mamá. Y no es frecuente que un hombre grandote ande lloriqueando… pero tener la certeza de que estás ahí, de que estás bien, que eres fuerte y estás preparándote para cambiar nuestro mundo, es a veces algo más fuerte que nosotros.

 

Pronto cumplirás un año, y estás muy cerca de empezar a caminar. Pronto la palabra “Papá” se escapará de tus labios con total claridad, aunque yo sé diferenciar muy claramente cuando me llamas “Babábabábabá”. Pronto empezarán tus actuaciones en el nido, y en el cole. Y ¿sabes qué? Desde ya te puedo decir, tengo la mayor suerte del mundo. Mamá y tú me hicieron papá. Y el sólo sueño de verte crecer a mi lado, es y será siempre el mejor regalo del mundo para mi, para el día del padre, y todos los demás días de mi vida en que tengo la suerte de llamarte hija.

Te amo, pitufa cara de choclito amarillo patito.

Papá.

Happy Mes-Day #8 y Feliz día de la Madre!

Valentina y Serendipity

 

Hola maravillosa! Hoy cumples exactamente 8 meses de vida! Eres un pequeño marshmellow lleno de arco iris, unicornios y ponies.

Me parece increíble que hayan pasado 8 meses. Te juro que mi percepción del tiempo ha cambiado mucho, la siento alterada. ¿Será que te he estado esperando tanto desde el primer instante en que supe que mamá estaba embarazada, que no siento 8 meses, pero siento que estás con nosotros casi un año y medio? Sea como sea, han pasado 8 preciosos meses a tu lado, teniendo el privilegio de verte crecer, de verte aprender y sobre todo de disfrutar de ser tu papá.

Valentina 8 mesesA tus 8 meses te encuentras en plena transición entre ser una bebé “pequeña” y una bebé “grande”. Eres ahora una bebé muy, muy activa que se pasa todo el día jugando, conversando y aprendiendo del mundo. Te pones en cuatro patas y empiezas a hacer ademanes de gateo, y aunque ya gateas en reversa, todavía te falta dominar el arte de trasladarte. No me cabe duda que en unas semanas ya estarás por toda la casa.

Desde que empezaste a comer nos dimos cuenta que tenías una predilección por los dulces: las compotas de manzana, de pera, tu platanito chancado, etc. Sin embargo poco a poco nos dimos cuenta que te gustaba mucho la verdura, y ahora resulta, pequeña tiburoncina, que tus dientecitos ya pueden destrozar sin problema una manzana o un pedazo de pan! Y te encantan! Valentina comiendo manzanas

Valentina comiendo panEs inevitable morirse de risa al verte comer. Verte disfrutar tanto de las texturas nuevas, de la forma curiosa en la que examinas todo lo que vas a mordisquear, y la sonrisa traviesa que pones cuando algo te gusta. Me parece increíble que los mayores aprendizajes de los últimos días hayan estado relacionados a la comida. Realmente nos has sorprendido pequeña, especialmente ahora, que a tus 8 meses ya sostienes tu biberón y tomas solita!

Valentina alimentándose solaAhora creo que nos faltan dos hitos importantes para los cuales ya nos estamos preparando:

1) Tu próximo gateo. ¿Qué hacer con el filo de vidrio de la mesa ratona de la sala? Estoy tratando de buscar ideas sobre cómo proteger los bordes del vidrio, porque la alternativa de sacarla de ahí no me parece que sea la más pedagógica. Tienes que aprender a no ponerte en peligro, y mientras lo haces, nosotros tenemos que minimizarlo. Pero no podemos evitar ese peligro en otras casas o afuera de nuestra sala, así que tenemos que asegurarnos que aprendas rápidamente a no acercarte a ciertas cosas.

2) Tus primeras palabras. Aunque Mamá y yo estamos un poco locos y creemos que ya nos dices “Agua”, “Papá” y “Hola”, sospecho que en realidad todavía son más “A-GU-A”, “BA-BA” y “O-UA” y menos palabras formales… pero a veces las dices con tanta certeza, y en el contexto preciso, que quizás, sólo quizás de verdad estés diciéndome Hola, de verdad me estás llamando Papá, o quizás me pides Agua? No lo sé. Sólo sé que con el tiempo tendré las cosas más claras.

Amor de mi vida, este domingo pasamos juntos tu primer día de la madre. Estuvimos con Mamá, le regalamos una tarjetota hecha por nosotros linda con tu foto en medio. Tarjeta hecha a manoLe preparamos un rico desayuno, le regalamos chocolates y otras cositas que la hicieron muy feliz. Almorzamos con tu mami, tu bisabuela, tu abuela Alice, tus tías y por la tarde fuimos a visitar a tu mamama, mi mamá. Creo que mamá pasó un lindo día rodeada de mucho amor, y creo que tus abuelos y abuelas pasaron un día genial apachurrándote y aprovechándose de tu ricura. Valentina y Serendipity

Valentina y mamamaPequeño champignon silvestre, te das cuenta de lo mucho que alegras a todos? Creo que cuando leas esto no tendrás idea de lo feliz que hiciste a tanta gente por tanto tiempo. Me imagino que no serás consciente de lo fácil que era para ti hacernos reír con una mueca, pero estoy seguro que en el fondo de tu corazón siempre tendrás la seguridad de ser una bebé amada por todos, y que eso hará que crezcas como una persona de bien, que distinga claramente el bien del mal, y que tenga tanto amor para dar, como el amor que recibe cada día.

Te amo pitufa. Felices 8 meses!

Papá.

 

 

 

 

 

Bienvenido 2013!

Hola pequeña pitufa, el 2012 ha sido un año inolvidable para papá y mamá. No sólo porque llegaste a nuestras vidas, pero porque esperamos tu llegada, y para eso hicimos toda una serie de ajustes a nuestra vida, pero todo eso ya lo debes de saber, si es que has estado leyendo mis cartas anteriores.

Lo que quiero contarte hoy es todo lo que ha pasado en los últimos días, particularmente en diciembre, porque entre una cosa y otra, llegaron tus abuelos de Chile, pasaste tu primera Navidad, aprendiste a coger tu sonaja, te bautizamos, recibiste regalitos varios, fuiste por primera vez con mamá y papá a un restaurante, y demás!

Así que aquí vamos mi vida, un pequeño recuento de nuestros días.

Tu primera navidad:

3Este 2012 pasaste a nuestro lado, y con 3 meses y 10 días de nacida, tu primera navidad. Lo pasamos súper bacán, haciendo algo que de lo que no estábamos muy seguros al principio: pasearte desde nuestra casa, a casa de tus abuelos (mis papás), tus tíos abuelos, donde se juntó toda la familia por mi lado, y la casa de tu bisabuela, donde se juntó toda la familia de parte de mamá.

7 11 12 13 20Tuvimos la suerte de que seas una bebé tan tranquila, y de que la pases tan relajada, que nos dió un poco de pena cambiarte y vestirte completamente navideña, especialmente porque gran parte de la noche la pasaste completamente dormida. Así que sólo te pusimos tu babero y tu gorro mientras dormías para efectos de la foto. Así pasaste tu primera navidad mi amor, rodeada de toda tu gran familia, en ambos casos, y regalada por sobre todas las cosas, con lo más importante de todo: muchísimo amor. El 25 descubriste en casa junto a mamá al niño Jesús, y celebramos así su nacimiento.

Tu Bautizo:

El día 29 de Diciembre, entre Navidad y Año Nuevo te bautizamos. Habíamos planeado la fecha con cierta anticipación para que tu Opa pueda estar en Lima para estar contigo, así que en medio de las fiestas corrimos para organizar todo lo necesario para que puedas recibir este sacramento. Las charlas, capillos, y demás cositas necesarias para poder acompañarte en ese día tan especial.

Tu bautizo se dió en la Parroquia de la Resurección en La Molina, a las 4pm junto a otras 9 familias que celebraban el bautizo de sus hijos.

Terminada la ceremonia, celebramos con la familia y amigos, no sólo el hecho de tu bautizo, pero la oportunidad de tener a tus dos familias juntas en casa. 2 4 5 8 10 9 16 15 14 24 1Tengo que decirte princesa, que eres la bebé más tranquila del mundo. Ni un llanto, ni un quejido. La pasaste tan tranquila en la ceremonia, como lo hiciste en Navidad. Todos hemos estado muy orgullosos de tu comportamiento! Eres una trome!

Tus logros:

A tus 3 meses y medio mi amor, ya sostienes cosas con tu manito tus sonajas, quieres sostener tu biberón, y empiezas a descubrir el mundo de una nueva forma. Saliste con papás por vez primera a un restaurante y ya estrenas uno de tus gorros para el verano. Pero sobre todas las cosas, regalas tu sonrisa en todo lo que haces!

23 22 21 19 18 17

 

Y así ves, que si bien Navidad, Año Nuevo, y Bautizos aparte fueron situaciones muy especiales para nosotros, tu día a día es la situación más especial para nosotros como papás. Porque te adoramos, y nos matamos de risa con cada una de tus locuras.

Te adoramos!

Papá.
6Feliz 2013 a todas las personas que amablemente comparten con nosotros este espacio. Valentina, Vane y yo les deseamos un año lleno de amor, cariño y comprensión.

¡Suerte!

 

 

 

 

Casi listos para ti

Mi pequeño champiñón silvestre! Papá está en casa, feliz de apachurrar la panza de mamá y de saber que tiene una hija tan obediente! Tan considerada con papá! Estoy tan contento de haber llegado a casa y que me hayas esperado pequeña nariz de tulipán holandés. No sabes lo preocupado y angustiado que estuve durante todo el fin de semana. Pero lo logramos, bebé, lo logramos.

Papá viajó a Miami el día viernes a mediodía con el tío Fernando. Tuve la suerte de hacerlo acompañado, así que no me aburrí mucho durante el vuelo. Llegamos al aeropuerto como 5 horas antes, y nos pusimos a trabajar hasta que tuvimos que abordar, para no dejar muchos pendientes al aire a nivel de trabajo. El avión salió a tiempo y papá, con sus dos maletas (y un carry-on dentro de una de ellas) llegó a casa de tía Monika en Miami sin mayores problemas.

El siguiente reto fue abrir todas las cajas con tus cosas que ya estaban acumuladas su casa. Revisar que haya llegado todo, y que todo haya llegado bien. Tuvimos suerte y el 99% de las cosas estaba ahí, así que luego de deshacernos de tanta caja, empecé a empacar la mayoría de las cosas para revisar cuanto espacio quedaría para algunas compras eventuales.

El siguiente paso fue precisamente salir de compras para buscar esas cositas lindas que no suelen conseguirse en Lima, sólo para asegurarnos que tengas alguna que otra cosita para toda ocasión. Demás está decir que ya tienes disfraz de Halloween, gorrito de navidad y demás tonterías que se le antojaron a papá y que ya verás poco a poco. Te juro que no tenía idea de lo divertido que sería pasar horas entre ropa de bebé. Es lo máximo! Me he muerto de risa solito en mitad de todas las tiendas a las que he entrado imaginándote con cada modelito. La verdad es que esto de la paternidad es un gran juego de muñecas. (Al menos por ahora!).

Finalmente pude empacar todo, pesar cada maleta para poder distribuir bien las cosas, y dedicarme a pensar en algún regalito secreto para mamá, ya que en unos días es nuestro aniversario, y aunque últimamente me haya dedicado a engreír a su panza, pues también me toca engreírla a toda ella. Después de todo es tu mami, y se lo merece sólo por serlo!

El viaje de regreso fue una pequeña pesadilla. Las 2 cajas, 2 maletas, carry-on, messenger bag y mochila no entraban en el auto de tu tía Monika, así que tuve que ir al aeropuerto en una camioneta. Precisamente por el gran volumen de cosas, Papá se moría de miedo de que no le permitan subir tantos bultos al avión, ya que si bien era consciente de que pagaría sobrepeso, cuando se trata de un exceso de bultos, a veces te limitan en base a la disponibilidad del avión. Por esta razón, papá decidió ser el primero en embarcar las maletas.

Llegué al aeropuerto 5 horas antes del vuelo, y tuve mucha suerte pues normalmente no permiten que nadie registre equipaje con tanta anticipación. Sin embargo un buen caballero de LAN me dió el visto bueno, y ante la sorpresa de varios otros empleados de la aerolínea, pude pasar y registrar el equipaje. La amable señorita del counter me miró sospechosamente mientras subía cada uno de los bultos a la balanza, y tras preguntarme sobre si era consciente que pagaría sobrepeso, me preguntó sobre la carga que llevaba. Le conté que era todo para ti, para Valentina. Sonrió tanto, que aproveché para contarle todo sobre ti. Y fue tan amable, que sólo me cobró el 50% de lo que hubiera costado un bulto extra. ¡Fue genial! Con tanta suerte ahí, papá pasó al gate, donde aprovechó para comprarle un par de revistas a mamá, y esperó su vuelo tranquilote.

Llegar a Lima no fue tan sencillo como salir de Miami. El hecho de haber sido el primero en registrar el equipaje hizo que fuera prácticamente el último en recoger las maletas. Y si bien podía maniobrar bien tantos bultos en Miami, gracias a unos coches especiales, en Lima no tuve esa suerte. Los coches para maletas no me hicieron la vida muy sencilla, pero con algo de esfuerzo pude acercarme a la cola de Aduanas para presionar el bendito botón y ver si podía pasar libremente o pasaría una inspección. Tomando en cuenta que traía bastante equipaje extra, y que el mismo se encontraba lleno de cosas nuevas, la verdad es que sudé frío por un momento. Para mi mala suerte, me tocó la luz roja, y tuve que explicarles a los madrugadores amigos de Aduanas lo importante que eras para mi, como para viajar a traer tanto cachivache. Felizmente lo comprendieron y no le hicieron a papá pasar por más problemas que abrir y cerrar cada una de las maletas y cajas. Con esto hecho, pude salir y embarcarme en la camioneta de Taxi  que mamá había coordinado para mi.

Tras huir del tráfico de mañana, papá llegó sano, salvo y agotado a las 6:40am a casa. Subí las cajas, me di un duchazo y esperé a mamá quien llegó a apachurrarme a las 7 en punto. No sabes lo rico que fue poder apachurrar a mamá, apachurrar su panza y saber que todo había pasado, que todo había valido la pena y que ya estaba en casa, donde tenía que estar, abrazando a mis dos chicas.

Al fin en casa pude empezar a desarmar las cajas, armar el coche (fue una pequeña locura al principio, pero luego le agarramos el truco), darle a mamá un regalito, y poder asegurarme que todo llegó bien. De paso mostrarle a mami el cerro de ropa que tienes, para que puedan organizarla, lavarla y empezar a guardarla como corresponde. Y es que como me decían en Miami: “Si  Valentina se parece a su mami, pues no llegará al mundo hasta que tenga algo que ponerse!”. Y tenían razón.

Hoy, ya más descansado llegué a casa luego de haber ido a la oficina y me encontré con esta imagen en la lavandería:

Te das cuenta que ya, ahoras sí… sólo nos queda esperarte? Literalmente ya no podemos hacer más que sentarnos, y mirar la panza de mamá. Tomados de la mano, esperando que decidas llegar. Pero hazlo con calma, pequeño conejito volador, hazlo despacio. Hazlo cuando quieras. Papá y mamá están aquí. Esperándote. Como lo venimos haciendo desde hace ya 38 semanas y media.

Love you, enana saltarina.

Papá.

Te acercas

El día de ayer revisé como cada día lo que “What to expect when you are expecting” tenía preparado como mensaje para mi, y encontré esto. No pude más que sonreír.

Y me hizo gracia no porque en cierto modo es lo que ya estoy haciendo contigo pequeña mariposa, pero porque la idea de poder compartir contigo todos mis pensamientos, sueños y emociones en una sola carta me parece gracioso. La verdad es que, como algunas lectoras ya anticipan, creo que este blog podría rápidamente convertirse en un pequeño libro de cartas. Porque si bien a veces no termino de encontrar tiempo para escribirte cuando lo deseo, las ganas de hacerlo no parecen disminuir con el pasar de los días. ¡Todo lo contrario!

El sábado pasado fue tu baby shower! Oma y Opa ofrecieron su casa para hacer el pequeño evento, el cual fue organizado por tus tías Rochi, Jossy y Karlita (mi hermana). Qué tal chamba se mandaron! Yo mismo, que aporté mi granito de arena con una que otra cosita ese día, me quedé sorprendido con la tremenda logística detrás de un Baby Shower. Tengo que decir también que todas las amigas de tu mami colaboraron, se remangaron y decoraron, picaron fruta, prepararon tragos, ordenaron regalos, etc. Una locura. Pero la verdad es que tanto tu mami como tú lo merecen. Hasta llegaron de una revista a tomarle una foto a mamá (contigo adentro, obvio!). Así que si la foto llega a salir, seguro que te la dejo en este espacio.

Escogieron flores de lavanda para tus centros de mesa, y si no me equivoco la lavanda representa la ternura respetuosa. Más allá de que el color es precioso, y de que el aroma a lavanda es muy agradable (tanto así que hay cientos de suavizantes de ropa, antibacteriales y demás productos que utilizan ese aroma), el significado de las flores me parece muy representativo. Ternura respetuosa es una definición tan cercana a lo que siento cuando llego a casa, miro tus cositas, veo tu habitación, y abrazo la panza de mamá. Una ternura que me derrite, y al mismo tiempo un respeto infundido por el temor de ser un papá primerizo, sin experiencia alguna y que sabe que aprenderá cometiendo errores en el camino. Pero no dudes que disfrutaré de cada uno de ellos, y que aprenderé de los mismos lo más pronto posible.

¡La casa quedó preciosa! Justo a tiempo y antes de que llegue ninguno de los invitados el comité de organización ya tenía todo listísimo y preparado para celebrar tu llegada.

El único que daba vueltas por aquí y allá preparándose uno que otro trago era papá, que ante la emoción de lo que vendría, no sabía realmente cómo ayudar en ese momento, salvo sonriendo y manteniéndome alejado de la actividad femenina. Y eso sí, limpiando todo para asegurarme que todo esté impecable para le llegada de todas las amigas de mamá y familiares de ambos.

Una de mis tareas secundarias fue transformar las botellas de champagne que compramos para el baby shower en un trago llamado Bellini, último antojo de tu madre en estos días, y lamentablemente un antojo que no puede permitirse con frecuencia, ya que precisamente se trata de un trago.

Para las interesadas, se trata de un trago muy rico que consta de 1/3era parte de copa de duraznos en almíbar licuados, y 2/3 partes de la copa de champagne. No tiene mayor ciencia que mezclar una cosa con otra, así que no tienen pierde. A mi parecer es un perfecto trago para un brunch. Yo personalmente me preparé un Tom Collins, trago que el tío Esteban me “pegó” por primera vez y que desde entonces, no he dejado de considerar simplemente como buenazo.

Otra cosa que estuvo espectacular fueron los triplecitos. ¿Por qué será que los sandwiches miniatura de esta clase de eventos son tan ricos? Es decir, los triples grandotes son buenos, pero los triplecitos son una maravilla!

Parte de los misterios de la vida hija mía. Desde ya te prometo que en tus cumpleaños no faltarán esta clase de sandwiches, ni los de pollo en petit pan, que tan feliz me hacían de niño.

Pero mejor dejo de hablarte de comida, o no podré resistir la tentación de prepararme algo en este momento. ¿Te cuento algo especial? Ya puedo afirmar que he dejado completamente el cigarrillo, y ya voy bajando 10 kilos. Es increíble lo fuerte que me haces pequeña. Sin ti no podría hacer lo que estoy haciendo.

De regreso a los regalitos, sería súper difícil enumerarlos todos, y es que todos han sido espectaculares. Seguro irás viendo uno que otro en su momento, porque de todas maneras van a ser accesorios a todas las fotos que te vaya a tomar a lo largo de tu pequeña existencia. Me emociona mucho pensar en eso y en todos los momentos que viviré contigo. Me he tirado en la alfombra de la sala más de una vez y casi te veo junto a mi, gateando. Al mismo tiempo he mirado con cierto pánico todos los enchufes, bordes, y demás elementos peligrosos para ti. Todavía estoy decidiendo qué hacer al respecto, pero créeme que lo tengo en mente. Primero que nada, terminar de armar tu cuarto.

Te conté la semana pasada que ya había terminado de pintar tu cuarto, no? Pues te cuento que ya instalamos las cortinas y la decoración de la pared. Creo que está quedando lindo, pequeña mariposa. Sólo faltan los muebles que deberían llegar la próxima semana, y estaremos listos para recibirte. Claro, sin contar con que todavía tengo que viajar a traer las cosas que compramos para ti por internet. Pero estamos cada vez más cerca a tu llegada. 5 semanas y 5 días dice el What to Expect. Yo sólo espero que no te adelantes, y si lo haces, no lo hagas mucho. Llega a tiempo, llega con calma, llega feliz. Cuando llegues, te prometo que harás con tu cuarto lo que tú quieras. Por el momento, déjanos seguir jugando a ser decoradores. Nos mantiene a la expectativa, felices, y aleja un poco los nervios que nos trae tu eventual llegada.

La panza de mamá está hermosa. Es un huevo duro. Y tus patadas se sienten cada día con más fuerza e intensidad. Tus movimientos me hablan, y literalmente me pateas la cara cada vez que aprieto mis cachetes contra la barriga de mamá. Y me sigue pareciendo lo más tierno del mundo. ¿Cómo te he podido hacer, pequeña hermosa? ¿Cómo es posible que estés ahí dentro? ¿Cómo será cuando salgas? Mamá me pregunta si ya me hice una idea clara de cómo será nuestra vida de ahora en adelante, ahora que tenemos la casa llena de tus cosas… y la verdad es que la respuesta es rara. Evidentemente entiendo lo que implica tu llegada de manera racional… pero todavía siento que vivo en la trastienda de una tienda especializada en bebés. Me faltan tus sonidos, tu llanto, tu olor, tu tacto, para sentirme papá completamente. Por el momento, sólo tengo un inmenso amor nervioso y aterrorizado que navega entre la calma y el pánico y se intercala con claridad, y oscuridad.

Creo que cuando mami dé a luz, yo también veré el mundo de manera más clara. Y seremos tres los que habremos nacido ese día. Tú como Valentina, Vane y yo como Mamá y Papá.

Te espero.

Papá.